Guía de supervivencia para tu perfil de LinkedIn

Guía de supervivencia para tu perfil de LinkedIn

Crearte una cuenta de LinkedIn, rellenar los campos más básicos y dejar a tu perfil durmiendo en esta red social no te servirá de mucho. LinkedIn deja a tu disposición una serie de características que pueden hacer tu perfil destacar entre el resto.

Los elementos más cruciales de tu perfil son tu biografía profesional, la frase que describe tu perfil y tu ocupación, y la sección que muestra tus aptitudes profesionales, títulos y formación.

Elementos que debes tener en cuenta al crear tu perfil

 

  • Debe ser lo más breve y conciso posible
  • La lectura no debe de ser pesada ni llevar demasiado tiempo
  • Debes utilizar palabras clave y aptitudes relativas al ámbito profesional al que te diriges
  • Escribe con un lenguaje profesional, sin faltas de ortografía y con corrección.
  • Da motivos diferenciadores, haz que la persona que lea tu perfil se de cuenta de que ofreces algo único

Pequeños detalles que también puedes tener en cuenta

Mientras que lo más importante del perfil ya ha sido creado, también debes de cuidar los pequeños detalles.

  • Personaliza tu URL para que sea más fácilmente identificable. Puedes incluir esta URL propia en otros lugares como cartas de presentación y así se verá más profesional y fácil de recordar.
  • Añade secciones extras a tu perfil. LinkedIn te da la opción de añadir nuevas extensiones de información sobre tus cualidades.
  • La foto es importante. Una foto de perfil seria y profesional dará la impresión a aquellos que busquen tu perfil de que están tratando con una persona y no con un ente sin rostro. Los perfiles sin foto suelen tener menos éxito en la plataforma de LinkedIn según los expertos.
  • Puedes incluir recomendaciones de terceros que hayan trabajado contigo. Estos pueden ser desde profesores a clientes.

Mantener la actividad en tu perfil es crucial

En cualquier red social, si quieres crecer debes permanecer activo y no abandonar tu perfil. Cuanto más aportes e interacciones con tus contactos, mayor visibilidad obtendrás en LinkedIn.

  • ¡Conecta! LinkedIn te permite conectar con personas que has conocido a lo largo de tu formación académica y profesional. Esto puede abrirte nuevas puertas, ya que al formar parte de una red de usuarios vas a tener mayor acceso a nuevas ofertas interesantes de trabajo. No obstante, evita conectar con personas totalmente desconocidas y que no te supongan de ningún interés real para tu ámbito laboral.
  • ¡Comparte! Puedes compartir artículos de interés y actualizaciones que puedan resultar interesantes para tu red de contactos. Muchos de ellos interaccionarán con todo aquel contenido que les suponga de interés. También puede haber gente en tu línea profesional a la que le interese un artículo creado por ti sobre ese tema que tanto dominas.
  • ¡Únete a grupos! En LinkedIn existe la posibilidad de crear y unirse a grupos. En estos grupos, profesionales de una rama profesional o con un interés profesional común comparten experiencias y conocimientos, además de abrirte las puertas a una nueva red de contactos afines con tus aptitudes laborales.

Tu actitud es importante

LinkedIn no es Facebook, Twitter o Instagram. La actitud que se debe tener en LinkedIn ha de ser profesional ante todo.

  • Se amable y abierto. Una actitud seria y profesional no debe de estar reñida con la amabilidad, trata al resto de usuarios como quieres que te traten. Hay una pequeña posibilidad de que alguno de los usuarios con los que interacciones acaben siendo futuros compañeros de trabajo, e incluso, superiores.
  • Inyecta tu personalidad en tu perfil. Tu perfil de LinkedIn no es un Curriculum Vitae, debes de tratarlo como si fuera una conversación con alguien, en la cual empapas el contenido que quieres dar a conocer de tu firma personal.
  • Actualiza tu estado. Como si fuera el propio Facebook, da a conocer al resto en qué momento profesional te encuentras y qué estás haciendo. Desde luego, no lo lleves al terreno personal, siempre al profesional.
  • Haz de tu LinkedIn un blog propio. Si no tienes un blog ya y crees que serías capaz de mantener una serie de contenidos en tu perfil que puedan ser de gran interés para la comunidad de usuarios… Crea un blog. Haz contenido de forma continua que sea de interés, puedes dar una muy buena imagen a otros usuarios y hará tu perfil verse mucho más profesional.

Si lo quieres saber todo sobre esta plataforma no te puedes perder el post sobre los 5 tips que harán tu vida más fácil en LinkedIn.

Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas. Actualmente cursando el Máster de Márketing Digital de la Universidad de Santiago de Compostela.

Mia Menéndez Menéndez

Graduada en Publicidad y Relaciones Públicas