fbpx

El marketing de afiliación

[:es]

 

 EL MARKETING DE AFILIACIÓN

 EL MARKETING DE AFILIACIÓN

Llegados a este punto ya todos sabemos de la importancia que está teniendo el marketing online y cómo la publicidad tradicional está perdiendo poco a poco peso en las acciones de marketing. Los anuncios en los medios de masas están dejando paso a otras maneras de promocionar los  productos y servicios de las empresas, como es el caso del marketing de afiliación.

Aunque este concepto todavía es muy desconocido entre los usuarios, realmente para las marcas se trata de una buena vía para de dar a conocer sus productos de una forma más económica.  Pero veamos más en profundidad todo lo que engloba esta práctica.

 ¿Qué es el marketing de afiliación?

El marketing de afiliación es un tipo de marketing digital que se basa principalmente en la consecución de unos determinados resultados. Blogs o páginas web pasan a desempeñar el papel de afiliados y se encargan de promocionar los productos de las tiendas online, marcas y, en definitiva, de cualquier anunciante mediante la publicación de banners, promociones o simples anuncios.

A cambio de sus publicaciones, los afiliados reciben una comisión cuando el usuario, tras entrar en sus páginas web, realiza una acción determinada que previamente fue consensuada con el anunciante, como puede ser clicar en un banner, registrarse en un formulario o realizar una compra.

Sus ventajas son muchas pero las que permiten decir que se trata de una buena estrategia de marketing son estas tres:

  • Rentabilidad. Con el marketing de afiliación lo que se es pagar al afiliado por los resultados que realmente se obtienen, siendo una decisión mucho más efectiva que permite a la empresa asegurarse la consecución de sus objetivos. Por otra parte, no es una técnica costosa si se compara con otras formas de promoción comercial.
  • Analítica. Los programas de afiliados son muy sencillos de seguir de seguir ya que se pueden obtener datos sobre los resultados de la campaña para así poder aplicar ciertas métricas y comparar con períodos anteriores.
  • Triple win. Las tres partes implicadas (afiliado, marca y consumidor) acaban ganado. Por un lado, el afiliado ofrece publicidad relacionada con el sector sobre el que ofrece contenidos y por otro, la empresa ahorra en coste y tiempo en la promoción de su producto. Por su parte, el usuario encuentra satisfechas todas sus necesidades.

 

 ¿Cómo son las comisiones de afiliación?

Existen diversas maneras de retribución que se pueden aplicar en un programa de afiliados pero lo más apropiado es que se escoja aquella que se ajuste más a las características del producto y a los objetivos de la empresa. Algunas de ellas son:

  • Coste por Clic (CPC). En este tipo de programas, el afiliado recibe una remuneración en función de los clics que recibe el anuncio, por lo que, el cliente debe seleccionar el banner, enlace o publicación para ser llevado a la página web de la empresa donde aparece la oferta.
  • Coste por venta (CPS o CPA). El afiliado solo conseguirá la remuneración si los usuarios hacen clic en el anuncio y realizan una acción en la página de destino como puede ser una compra o solicitar un presupuesto. Con este modelo lo que se consigue es que el afiliado solo reciba la comisión por el número de ventas que provienen de su propio banner.
  • Coste por lead (CPL). Se trata de un modelo que basa la comisión en función del número de contactos que el afiliado le consigue a la empresa y que son considerados clientes potenciales. Para ello, lo más habitual es que el usuario cubra un formulario o se suscriba a una newsletter.
  • Coste por mil impresiones (CPM). Este formato que no sigue un patrón por acción, sino que simplemente el afiliado recibe una cuantía fija cuando el anuncio alcanza las mil visualizaciones

 Los tipos de marketing de afiliación

La afiliación no es apropiada para todos los negocios y no todas las marcas deben aplicar una misma tipología de anuncio. Atendiendo a las características de su sector y a lo que su competencia está llevando a cabo, las empresas pueden elegir entre los seis siguientes modelos de marketing de afiliación:

  • Páginas web. Consiste en sitios web que contiene contenidos muy enfocados a una determinada temática. Esta opción es interesante para aquellos anunciantes que tienen producto o servicios relacionados con ese mundo.
  • Cash back. También se conoce esta posibilidad como sitios que reparten ingresos con sus usuarios. En este caso, existe una base de datos de usuarios que ya se registraron con los que se comparten comisiones por los resultados conseguidos, es decir, los usuarios compran en la plataforma de afiliación y a cambio reciben un porcentaje de vuelta. Existen tres tipos dentro de este formato:
  • Reparto de comisiones de dinero de forma directa.
  • Asignación de puntos canjeables por la adquisición de ciertos productos o contratación de servicios.
  • Ofrecimiento de una promoción o descuento por la realización de una acción preestablecida.
  • Afiliados que trabajan en buscadores. La tarea principal de este modelo es atraer tráfico cualificado a los anunciantes a través de la compra de palabras clave y el trabajo de un buen posicionamiento de la página en los buscadores como Google.
  • Bases de datos de email marketing. Se trata de la cesión de datos de los usuarios que fueron registrados y que están interesados en lo que ofrece la marca o empresa.
  • Bases de datos de co-registro. A diferencia del anterior, los usuarios que se encuentran interesados en algo del comerciante se registran voluntariamente en un boletín de noticias del afiliado. En este formulario de suscripción, el usuario está consintiendo de forma consciente que sus datos van a ser enviados a terceros dado que está interesado en ese sector.
  • Redes de afiliación. Básicamente, han surgido como una forma de regular las relaciones entre el anunciante y el afiliado, haciendo el papel de intermediarios. Además, proporcionan herramientas de ventas dirigidas desde la página del afiliado.

Ahora que ya conoces el marketing de afiliación, sus tipos y las distintas comisiones, ¿te vas a atrever a llevarla a cabo? Espero que la respuesta sea un sí porque la verdad es que merece la pena apostar por esta técnica.

Autora: Noelia Couto

Graduada en administración y dirección de empresas. Actualmente realizando el Plan de Marketing Digital de Foltra como Proyecto de Fin de Máster en la Universidad de Santiago de Compostela.

[:en]

 

 EL MARKETING DE AFILIACIÓN

 EL MARKETING DE AFILIACIÓN

Llegados a este punto ya todos sabemos de la importancia que está teniendo el marketing online y cómo la publicidad tradicional está perdiendo poco a poco peso en las acciones de marketing. Los anuncios en los medios de masas están dejando paso a otras maneras de promocionar los  productos y servicios de las empresas, como es el caso del marketing de afiliación.

Aunque este concepto todavía es muy desconocido entre los usuarios, realmente para las marcas se trata de una buena vía para de dar a conocer sus productos de una forma más económica.  Pero veamos más en profundidad todo lo que engloba esta práctica.

 ¿Qué es el marketing de afiliación?

El marketing de afiliación es un tipo de marketing digital que se basa principalmente en la consecución de unos determinados resultados. Blogs o páginas web pasan a desempeñar el papel de afiliados y se encargan de promocionar los productos de las tiendas online, marcas y, en definitiva, de cualquier anunciante mediante la publicación de banners, promociones o simples anuncios.

A cambio de sus publicaciones, los afiliados reciben una comisión cuando el usuario, tras entrar en sus páginas web, realiza una acción determinada que previamente fue consensuada con el anunciante, como puede ser clicar en un banner, registrarse en un formulario o realizar una compra.

Sus ventajas son muchas pero las que permiten decir que se trata de una buena estrategia de marketing son estas tres:

  • Rentabilidad. Con el marketing de afiliación lo que se es pagar al afiliado por los resultados que realmente se obtienen, siendo una decisión mucho más efectiva que permite a la empresa asegurarse la consecución de sus objetivos. Por otra parte, no es una técnica costosa si se compara con otras formas de promoción comercial.
  • Analítica. Los programas de afiliados son muy sencillos de seguir de seguir ya que se pueden obtener datos sobre los resultados de la campaña para así poder aplicar ciertas métricas y comparar con períodos anteriores.
  • Triple win. Las tres partes implicadas (afiliado, marca y consumidor) acaban ganado. Por un lado, el afiliado ofrece publicidad relacionada con el sector sobre el que ofrece contenidos y por otro, la empresa ahorra en coste y tiempo en la promoción de su producto. Por su parte, el usuario encuentra satisfechas todas sus necesidades.

 

 ¿Cómo son las comisiones de afiliación?

Existen diversas maneras de retribución que se pueden aplicar en un programa de afiliados pero lo más apropiado es que se escoja aquella que se ajuste más a las características del producto y a los objetivos de la empresa. Algunas de ellas son:

  • Coste por Clic (CPC). En este tipo de programas, el afiliado recibe una remuneración en función de los clics que recibe el anuncio, por lo que, el cliente debe seleccionar el banner, enlace o publicación para ser llevado a la página web de la empresa donde aparece la oferta.
  • Coste por venta (CPS o CPA). El afiliado solo conseguirá la remuneración si los usuarios hacen clic en el anuncio y realizan una acción en la página de destino como puede ser una compra o solicitar un presupuesto. Con este modelo lo que se consigue es que el afiliado solo reciba la comisión por el número de ventas que provienen de su propio banner.
  • Coste por lead (CPL). Se trata de un modelo que basa la comisión en función del número de contactos que el afiliado le consigue a la empresa y que son considerados clientes potenciales. Para ello, lo más habitual es que el usuario cubra un formulario o se suscriba a una newsletter.
  • Coste por mil impresiones (CPM). Este formato que no sigue un patrón por acción, sino que simplemente el afiliado recibe una cuantía fija cuando el anuncio alcanza las mil visualizaciones

 Los tipos de marketing de afiliación

La afiliación no es apropiada para todos los negocios y no todas las marcas deben aplicar una misma tipología de anuncio. Atendiendo a las características de su sector y a lo que su competencia está llevando a cabo, las empresas pueden elegir entre los seis siguientes modelos de marketing de afiliación:

  • Páginas web. Consiste en sitios web que contiene contenidos muy enfocados a una determinada temática. Esta opción es interesante para aquellos anunciantes que tienen producto o servicios relacionados con ese mundo.
  • Cash back. También se conoce esta posibilidad como sitios que reparten ingresos con sus usuarios. En este caso, existe una base de datos de usuarios que ya se registraron con los que se comparten comisiones por los resultados conseguidos, es decir, los usuarios compran en la plataforma de afiliación y a cambio reciben un porcentaje de vuelta. Existen tres tipos dentro de este formato:
  • Reparto de comisiones de dinero de forma directa.
  • Asignación de puntos canjeables por la adquisición de ciertos productos o contratación de servicios.
  • Ofrecimiento de una promoción o descuento por la realización de una acción preestablecida.
  • Afiliados que trabajan en buscadores. La tarea principal de este modelo es atraer tráfico cualificado a los anunciantes a través de la compra de palabras clave y el trabajo de un buen posicionamiento de la página en los buscadores como Google.
  • Bases de datos de email marketing. Se trata de la cesión de datos de los usuarios que fueron registrados y que están interesados en lo que ofrece la marca o empresa.
  • Bases de datos de co-registro. A diferencia del anterior, los usuarios que se encuentran interesados en algo del comerciante se registran voluntariamente en un boletín de noticias del afiliado. En este formulario de suscripción, el usuario está consintiendo de forma consciente que sus datos van a ser enviados a terceros dado que está interesado en ese sector.
  • Redes de afiliación. Básicamente, han surgido como una forma de regular las relaciones entre el anunciante y el afiliado, haciendo el papel de intermediarios. Además, proporcionan herramientas de ventas dirigidas desde la página del afiliado.

Ahora que ya conoces el marketing de afiliación, sus tipos y las distintas comisiones, ¿te vas a atrever a llevarla a cabo? Espero que la respuesta sea un sí porque la verdad es que merece la pena apostar por esta técnica.

Autora: Noelia Couto

Graduada en administración y dirección de empresas. Actualmente realizando el Plan de Marketing Digital de Foltra como Proyecto de Fin de Máster en la Universidad de Santiago de Compostela.

[:]
Valora este artículo