fbpx

Qué es un DAFO y cómo hacerlo

El análisis DAFO de una empresa es fundamental para conocer en todo momento su situación. Al ser un análisis de un momento concreto, debe ser revisado con frecuencia, adaptándolo a los cambios. Este método es muy sencillo. Te permitirá tener una imagen de la situación global de la empresa. Además, te ayudará a  conocer tus puntos fuertes y aquellos que no lo son tanto. Entonces… 

 

¿Qué es un análisis DAFO? 

También llamado análisis FODA, este análisis es una herramienta que nos permite estudiar la situación actual de la empresa. De este modo, vamos a poder identificar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de nuestro negocio. Una vez hecho esto, colocaremos todo en una matriz.

 

                                                                                                         Fuente: elaboración propia

 

  • Debilidades: puntos débiles de mi empresa, aquello que la competencia hace mejor que nosotros.
  • Amenazas: factores que pueden perjudicar nuestra situación, pero que no podemos controlar.
  • Fortalezas: las ventajas que tenemos frente a nuestros competidores, es decir, nuestros puntos fuertes.
  • Oportunidades: factores que pueden favorecer a la empresa, pero que se escapan de nuestro control. 

De este modo, nos va a ser mucho más fácil conocer a golpe de vista la situación de la empresa. Los objetivos de negocio que nos marquemos, tienen que ir acordes con la información que nos ofrezca nuestro DAFO.

 

¿Cómo hacer un buen DAFO?

Un DAFO bien hecho requiere de mucho análisis. Cuánto más analicemos, más información podremos sacar, y de esta forma conoceremos mejor la situación de la empresa. Debemos hacerlo tanto a nivel interno como externo.

 

Análisis interno

Comenzaremos por la situación interna de la empresa, tanto online como offline. Algunos de los aspectos fundamentales a analizar son:

 

A) Análisis interno offline

  • Facturación: debemos conocer de dónde vienen nuestros ingresos.
  • Financiación: necesitamos saber cómo va la empresa, cuánto gasta y cuánto gana.
  • Clientes actuales: para ello tenemos que segmentar los nuestros clientes, identificando aquellos grupos que tienen características en común. Esto nos ayudará a saber a quién dirigirnos.
  • Productos, precio y comunicación: estudiar los distintos productos o servicios de la empresa y sus precios. Además, hay que analizar las acciones de comunicación realizadas hasta la fecha.
  • Análisis de la imagen: dependiendo del mensaje que hayamos comunicado y de nuestras acciones, los clientes tendrán una imagen de nuestra empresa. Debemos saber qué imagen queremos transmitir y la opinión que tienen de nosotros.
  • RRHH: conocer el personal de la empresa también es muy importante. Es muy importante saber qué personal se encuentra con exceso de capacidad y aquellas personas con las que podemos contar dentro de la empresa.

 

B) Análisis interno online

  • Web, blog y redes sociales: necesitamos conocer quién, por qué, desde dónde y cómo visitan nuestras redes.
  • SEO: el posicionamiento orgánico de nuestra web en los motores de búsqueda
  • SEM: si nuestra empresa ha realizado alguna campaña con anuncios de pago

Una vez tengamos todos estos análisis hechos, tendremos que validarlos con el competidor. Es decir, tenemos que saber qué hacemos bien y qué hacemos mal respecto a nuestros principales competidores. Cuando hagamos la matriz, las debilidades y fortalezas se sacarán de aquí.

                                                                                     Photo by Kaleidico on Unsplash

 

Análisis externo

El análisis externo se debe realizar tanto a nivel micro y macro.

 

A) Análisis micro

Son todos aquellos entes que están en contacto con la empresa, pero no son de la misma.

  • Clientes potenciales: son los clientes que están interesados en el producto, pero que todavía no nos compran. Podemos usar herramientas como Google Trends o Answer the Public.
  • Competidores: para el análisis, debemos escoger aquellos que sean más importantes. Los competidores no son una amenaza por si mismos, pero las acciones que ellos hagan sí pueden serlo.
  • Proveedores
  • Distribuidores
  • Intermediarios

Los tres últimos forman parte del análisis del canal. 

B) Análisis macro

  • Factores políticos
  • Factores económicos
  • Factores sociales
  • Factores tecnológicos

Es necesario buscar indicadores para, posteriormente, monitorizarlos y analizar tendencias. Con esto, intentamos prevenir el impacto en la empresa y determinar aquellos aspectos a cambiar para adaptarnos. De estos dos análisis, sacaremos las oportunidades y amenazas.

 

CONSEJOS

  • Una vez tengamos todos los elementos del DAFO, los priorizamos por importancia y los colocamos en la matriz. Una vez hagamos la primera matriz, hacemos una segunda poniendo solo los más importantes. Este será el DAFO definitivo.
  • La primera fortaleza de tu empresa debe ser aquello por lo que te diferencias.
  • El DAFO es estático, se realiza para un momento determinado, por lo que debemos ir actualizándolo.
  • Los objetivos deben sacarse del DAFO, para poder alinear las estrategias con ellos.
  • La clave para realizar un buen DAFO es el análisis, cuanto más analicemos, más información sacaremos.

 

Ahora que sabes lo fundamental ¿te parece una herramienta útil? Déjanos tu opinión en los comentarios. Muchas gracias por leernos, hasta la próxima entrada.

 

¡Hola! Mi nombre es Cristina y actualmente me estoy iniciando en el mundo del marketing digital. 

Empecé estudiando Administración y Dirección de Empresas en la USC. Pronto me di cuenta de que lo que más me gusta, es el marketing.

Así que, aquí estoy estudiando el Máster de Marketin Digital de la USC. Espero aprender mucho y trabajar de esto muy pronto.

Cristina Bandín Vázquez

Estudiante de Máster de Marketing Digital, USC